Baloncesto

Lucía Navarro, la hija de ‘la Bomba’, se estrena en el Mini 2016 de baloncesto femenino

Lucía Navarro

Si tu padre es uno de los mejores jugadores españoles de la historia y ha ganado casi todos los títulos posibles con la selección y el Barça, ¡tus genes están marcados por la palabra ‘baloncesto’. Eso es lo que le ocurre a Lucía Navarro, hija de Juan Carlos Navarro, que ha disputado el Mini 2016.

Lucía Navarro lleva en los genes el baloncesto porque su padre es uno de los mejores jugadores españoles de la historia, Juan Carlos, la Bomba, Navarro. Desde que nació, ha vivido multitud de experiencias siguiendo a su padre tanto con la camiseta del Barcelona como de la selección española, con la que lleva 223 internacionalidades. Es el jugador en activo que más veces ha defendido la camiseta nacional y tiene un palmarés envidiable: 8 medallas (3 oros, 5 platas y un bronce) y cuatro participaciones olímpicas. Lucía tiene en casa un gran ejemplo para seguir en su carrera.

Igual que su padre con España, Lucía Navarro ha jugado con el dorsal número 7 con Cataluña, selección con la que se ha proclamado campeona del campeonato de selecciones autonómicas, celebrado en San Fernando (Cádiz) del 19 al 23 de marzo, al derrotar a Andalucía en la final (85-83).

“Lucía ha heredado de su padre, Juan Carlos Navarro, el carácter para jugar al baloncesto y tiene esa magia que se tiene o no se tiene”, explica el seleccionador de Cataluña, Enric González.

Juan Carlos NavarroEl Mini es el primer gran Campeonato de España para las jóvenes jugadoras de 11 y 12 años. “Lucía Navarro está viviendo con mucha normalidad esta experiencia fuera de casa. Está muy contenta e ilusionada. Es muy humilde trabajando. Es una compañera excelente con el resto de jugadoras. Es una jugadora muy versátil que es capaz de hacer muchas cosas en la cancha. Tiene una talla y una envergadura que le permite jugar tanto en posiciones exteriores como interiores. Defensivamente hace muchas cosas bien. Sabe defender a jugadoras más grandes que ella. Ofensivamente tiene tiro, buenas penetraciones y finaliza muy bien. Y en esto me recuerda a su padre Juan Carlos en las penetraciones finales. Es muy completa”, explica Enric.

«Esa magia se tiene o no se tiene»

El padre de Lucía, Juan Carlos Navarro, destaca la alegría que ha visto en su hija y en el resto de niñas en el Mini 2016: “Lo importante es la ilusión que tienen por jugar este campeonato porque es el primero que disputan. Lo esencial en estos primeros años es disfrutar con el baloncesto en compañía de sus amigos. El verles tan felices a todos los jóvenes me ha recordado a mis primeros campeonatos. Hay que cuidar la cantera y qué mejor que hacerlo de esta manera».

(Información elaborada por Adriano Correal / Área de Comunicación FEB)

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo más visto

To Top