Kárate

Sandra Sánchez: “Los katas son un arte”

Sandra Sánchez

Entrevistamos a Sandra Sánchez, número 1 en katas por tercer año consecutivo. En el horizonte, su gran objetivo: ganar medalla en los Juegos de Tokio 2020.

Tercer año consecutivo como número 1. ¿Es más duro llegar o mantenerse?

Fue muy duro llegar, conseguir estar en el equipo nacional y aparecer de la nada a nivel internacional y conseguir ganar, pero ahora el camino no es fácil. Cuando ya te conocen, sorprender es más difícil y el margen de mejora cuanto más alto estás es más pequeño. Por eso, es importante seguir trabajando con ilusión y mejorando cada pequeño detalle.

¿Qué hay que hacer para que no te desbanquen de lo más alto?

Voy cada día a entrenar con la misma sensación que hace 3, 5 o 7 años. No pienso en lo que he conseguido, sino en lo que me queda por conseguir. Sé que tengo margen de mejora y eso es lo que trato de hacer cada día: seguir mejorando.

¿Lo celebraste de algún modo especial?

La verdad es que no. Volvimos del campeonato y la vida comienza de 0. Toca entrenar como si el siguiente fuera el último.

Hace tres años habías ganado poco a nivel internacional. ¿Qué ha cambiado en este periodo de tiempo tan corto para conseguir estos resultados?

Él cambio fue antes. Conseguí entrenar con Jesús del Moral, viajamos a Japón, Taiwán… Absorbimos todo lo que pudimos y él supo hacer la mezcla perfecta. Siempre digo que soy el producto de su esfuerzo.

¿Los éxitos te han traído más apoyos económicos para continuar con tu carrera deportiva?

He recibido la ayuda de la Junta Castilla-La Mancha, pero depende de los resultados.

“Demuestro que sobre el ‘tatami’ la edad es solo un número”

¿Vives del kárate?

No, el deporte de alta competición genera muchos gastos. Hoy por hoy necesito la ayuda de mi pareja para poder centrarme en entrenar y competir.

¿Sandra Sánchez nota algo la fama?

Bueno, aún somos un deporte con poca visualización en  los medios, pero cada vez nos hacemos más hueco y eso hace que reciba más muestras de cariño.

¿Por qué te volviste de Dubái, donde lo tenías todo pagado y eras una estrella?

Es cierto qué al menos allí no tenía que preocuparme del tema económico. Sin embargo, surgió la oportunidad de que Jesús fuera seleccionador nacional y, más allá del aspecto económico, creo que se lo merecía. Es un reconocimiento a su trabajo.

¿Dónde estás entrenando ahora?

En el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Madrid.

Sandra Sánchez: objetivo Tokio 202o

¿Serán los Juegos de Tokio 2020 el impulso definitivo para el kárate?

Cero que todo el camino que estamos recorriendo está siendo un gran impulso para nuestra disciplina y seguro que la repercusión de unos Juegos lo será aún más.

Suponemos que es tu gran objetivo. ¿Espera conseguir Sandra Sánchez medalla?

Lo más importante ahora es pensar y prepararse para las clasificación. Van a ser dos años muy duros

¿Es más espectacular la disciplina de katas que el kumite?

Tanto katas como kumite son impresionante de ver. Un combate de alto nivel puede tenerte en tensión y ver técnicas espectaculares. A su vez los katas te enmudecen, es un arte y, como tal, merece la pena conocerlo.

“No pienso en lo conseguido, sino en lo que me queda por lograr”

¿Cómo se lleva lo de que tu entrenador y tú seáis también pareja? ¿Es difícil no llevarse los momentos de tensión del kárate a casa?

Jajajajajajaja. Tenemos la suerte de compartir  algo que nos apasiona. Yo sé diferenciar muy bien esa línea donde él pasa a ser el maestro, siempre con la complicidad que compartimos

¿Te han dicho que eras demasiado mayor para triunfar con más de 30 años?

Sí, claro. Cada uno tiene su opinión y yo la respeto aunque no lo comparta. Yo solo puedo entrenar y demostrar en el tatami que la edad es sólo un número.

¿Tú misma pensaste que no podías llegar a lograr estos éxitos?

Sí. Cuando los que están por encima de ti te ponen un límite llegas a creer que ese es tu límite. Yo buscaba ser mejor que ayer, sabía que podía ser aún mejor y entrenaba para sacar mi mejor versión.

¿Nos puedes contar algo de la vida de Sandra Sánchez en Australia?

Deportivamente, no tenía más opciones en ese momento. Cuando terminé mi licenciatura en Ciencias del Deporte, conseguí una beca para estudiar inglés por 3 meses, gestioné bien esa beca y busqué actividades extraescolares. Me quedé un año. Quería hacer todo por mí misma: seguir aprendiendo, conocer mundo y culturas. En definitiva, seguir creciendo como persona.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

To Top